Porque Todo el Mundo Debería Aprender a Cantar

Cantar es una de las actividades artísticas más practicadas alrededor del mundo. No importa la apariencia o el estilo que se tenga, todos pueden cantar y a todos les puede ser beneficioso el canto.

Aprender a cantar parece una actividad exclusiva para unos pocos, pero la verdad es que esta actividad puede ser realizada por cualquiera, y lo mejor de todo es que aprender a cantar puede traer beneficios para la salud de la persona. Estos son sólo algunos:

Ayuda a controlar los nervios

Aprender a cantar puede ser positivo para quienes tienen problemas de pánico escénico. Las personas que toman clases de canto pueden irse desenvolviendo poco a poco y no tener miedo de demostrarle a otros cómo son. Las clases pueden ser de ayuda para controlar los temores y para tener una mejor perspectiva de uno mismo.

Las clases de canto también pueden estimular la socialización con otras personas, lo que es perfecto en caso de ser una persona introvertida, que se le dificulta poder tener una conversación completa con un desconocido, o poder hacer nuevos amigos.

Ayuda a la secreción de endorfinas

Las endorfinas son hormonas que favorecen el bienestar general de la persona. Lo que quiere decir que la persona se puede sentir mejor consigo misma luego de practicar canto. Las endorfinas ayudan a estimular la mejoría del cuerpo, tanto en el exterior como en el interior del organismo.

Libera el estrés

Al cantar se puede liberar mucho del estrés que se acumula en el día a día, sobre todo en la actualidad, cuando la mayoría de las personas tiene vidas muy ajetreadas y se acumulan muchas cargas emocionales. A veces, las prácticas de canto sirven como un liberador de todo ese estrés y una liberación de los malos pensamientos.

En caso de tener problemas de ansiedad o cualquier otro problema emocional, como problemas de ira o de presión, el aprender a cantar puede ser considerado como una actividad que relaja el cuerpo y equilibra la mente. El problema es que muy pocas personas se interesan por tomar clases de canto, ya que tienen la falsa idea de que eso es solo para quienes tienen voces increíbles, como los concursantes de un reality show.

Ejercita los pulmones

Muchos consideran que el canto podría ser un complemento del deporte, ya que cuando se canta se trabaja con los pulmones. Estos deben respirar de una manera diferente, lo que permite que la persona pueda controlar la respiración mucho mejor, estimulando el desarrollo de los pulmones.

El aprender a cantar puede servir para evitar los problemas respiratorios en la noche, o lo que es igual, los molestos ronquidos, que pueden cortar la respiración en pocos segundos. Incluso se puede utilizar el canto como una forma de estimular los pulmones en caso de practicar algún deporte donde éstos sean utilizados con especial intensidad, como la natación.

Las personas con problemas respiratorios serios como el asma, pueden aprender a controlar sus problemas con la ayuda de las lecciones de canto. Esto quiere decir que las personas asmáticas pueden ver reducidos sus ataques asmáticos, incluso pueden controlarlo.

Mejora la circulación

El canto puede ayudar a mejorar la circulación del cuerpo, lo que hace que la persona mantenga un corazón fuerte y sano con cada práctica de canto que realice. Esto siempre y cuando se mantenga una dieta variada y balanceada.

El corazón no es el único órgano que se beneficia de una buena circulación, el cerebro también lo puede hacer. Gracias al canto, las personas pueden oxigenar el cerebro y permitir que este pueda tener una circulación mucho mejor, estimulando la memoria y evitando los problemas degenerativos como el Alzhéimer.

Puede fortalecer el abdomen

Según varios expertos en música, cuando se canta el cuerpo esta ejerciendo presión en el abdomen, lo que permite que este se vaya ejercitando por cada tonada que sale de la persona, incluso cuando se está sentado se está ejercitando el abdomen.

El canto hace a las personas más felices

Se debe tener en cuenta que las clases de canto pueden ser utilizadas como una actividad extra, que no es parte del día a día y que puede alegrar a la persona en un mundo a veces muy aburrido y cotidiano. El canto ayuda a que las personas puedan tener una vida más entretenida y hasta puede estimular a otros miembros de la familia o amigos cercanos a unirse en las clases de canto recurrentes de la persona.

Para que el cuerpo pueda tener beneficios con las clases de canto, es necesario cuidar la alimentación, de lo contrario, todo lo que se ejercite con el canto será en vano.

 

cantando

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *